el competitivo mundo de la venta online

ABRIR UNA TIENDA ONLINE EN ESPAÑA: LOS PROBLEMAS MÁS COMUNES SEGÚN LOS CONSUMIDORES.

El negocio en la red fluye, los consumidores españoles ven cada vez con mejores ojos este ya no tan reciente modelo de negocio.
Según encuestas de la OCU más de un 70% de los españoles tiene en muy buena consideración las compras online.

De entre los aspectos mejor valorados de las ecommerce destacan aquellas que optimizan los precios, la claridad de la información, la estructuración adecuada en la búsqueda de productos y como no, el cumplimiento de los plazos de entrega.
Pocos son los compradores que han tenido problemas al comprar por internet, pero existen todavía webs que adolecen de defectos que se repiten constantemente de unas a otras. Destacan entre ellos, los siguientes:

– Precio y pago: de entre los problemas más destacados de las webs de compra online destacan los problemas relacionados con el precio y el pago, concretamente las dificultades para conocer desde el inicio el precio final de producto, es decir, la falta de información. Igualmente los consumidores destacan como problemáticos los fallos en las plataformas de pago o la falta de opciones a la hora de realizar el pago, ofreciendo sólo uno o varios de los métodos posibles.

– Motor de búsqueda interno: se trata de un error existente prácticamente en todas las tiendas online. Las plataformas de ecommerce fallan en los motores que ofrecen donde, al contrario de lo que ocurre en motores de búsqueda como Google, no se corrigen errores de ortografía, no se ofrecen sugerencias o no se tienen en cuenta los sinónimos. De esta forma los resultados ofrecidos resultan insatisfactorios.

– Gastos de envío: la poca tolerancia de los consumidores acerca de los gastos de envío o devolución poco claros es plausible. Además, destacan aquellos consumidores que, conocedores de la normativa vigente en materia de protección de consumidores y usuarios, no toleran prácticas que no cumplen con los mínimos legales estipulados en cuanto a garantías o gastos de devolución.

– Retrasos en las entregas: es el gran handicap de las tiendas online y es prácticamente imposible de controlar, ya que en su gran mayoría los servicios de envío dependen de empresas externas. Los problemas con las entregas generan malestar y desconfianza en los consumidores quienes, además, se quejan de la falta de información acerca de la localización del producto.

En definitiva, quedan muchos aspectos que mejorar en relación con este modo de negocio. Partiendo de bases tan sólidas como las opiniones de los clientes, se puede logar un comercio de calidad, mejorando aspectos como los citados.

Artículos sugeridos: